El triatlón Titán X convoca a 280 triatletas a uno de los retos más duros y extraordinarios de Europa

Jueves, 25 Septiembre 2014

El Titán Sierra de Cádiz celebra este sábado 27 de septiembre su 10º aniversario convertido en uno de los triatlones con mayor tradición y prestigio del calendario nacional. Un total de 280 triatletas procedentes de todo el país y de Portugal se enfrentarán a uno de los desafíos más duros y bellos de Europa a lo largo de la Sierra de Cádiz y del Parque Natural de Grazalema, con una incursión, por primera vez, en territorio malagueño.

Como homenaje a los más de 2.000 triatletas que han participado en esta prueba a lo largo de sus nueve ediciones, el Titán ha ampliado este año sus recorridos hasta convertirse en un triatlón de Larga Distancia. Los participantes nadarán 4 kilómetros en el embalse de Zahara de la Sierra-El Gastor; se enfrentarán a 120 kilómetros en bicicleta, con subida a los puertos de Las Palomas (1.357), Montejaque (720 metros) y El Boyar (1.103 metros); y, por último, correrán 30 kilómetros entre Zahara de la Sierra, Algodonales y de nuevo Zahara de la Sierra, en cuya plaza central está situada la línea de meta tras una ascensión final que es una "pared" de tres kilómetros.

El circuito, con más de 3.000 metros de desnivel acumulado en el sector ciclista y 600 metros en la carrera a pie, es uno de los más extremos del triatlón de larga distancia en toda Europa. Los participantes tendrán un límite de once horas para completar la prueba, cuya salida será a las 8:30 horas de la mañana en el embalse de Zahara. Muchos de los vencedores de ediciones anteriores participarán en la prueba invitados por la organización.

Los participantes se concentrarán desde el viernes en Zahara de la Sierra y Algodonales y han reservado la mayor parte de hoteles y casas rurales de la zona, en lo que supone un impulso a la economía, el turismo y la promoción de este enclave único en Andalucía.

El Titán contará con la presencia del triatleta Ramón Arroyo, que compartirá su experiencia en la lucha contra la esclerosis múltiple desde hace diez años a través del triatlón de larga distancia. El proyecto de Arroyo, IM4EM, es la causa solidaria de la prueba gaditana en esta décima edición.