Bruno Raso, el triatleta comprometido con el esfuerzo

Jueves, 23 Junio 2016

Personalmente, uno se pone a explorar en la estructura del triatlón andaluz y descubre infinidad de grandes triatletas. Si hace unas semanas entrevistábamos a los hermanos Alberto e Ignacio González, esta vez charlamos con Bruno Raso, que parece haber alcanzado la estabilidad tras un camino de obstáculos. El pasado domingo 12 de junio, el malagueño acabó subcampeón de Andalucía de triatlón en distancia olímpica.

Por muy poco no pudiste reeditar el título en Almería el pasado 12 de junio. 

Llegaba bien de forma a la prueba y sabía quienes eran los rivales y cuáles los principales peligros. Pero la realidad es que Camilo (Puertas) fue mejor, jugó mejor sus bazas. Ambos teníamos pensado provocar un corte en la natación y así lo hicimos. Pudimos empezar ya solos el sector ciclista y compartimos juntos mano a mano los 40 kilómetros en bici. Ya estaba claro que la victoria se decidiría en la carrera a pie, y ahí Camilo logró sacarme unos metros que ya no pude recuperar. Me faltó fuerza.

A nivel autonómico, has conseguido numerosos títulos, siendo campeón de Andalucía absoluto de triatlón, triatlón cros y acuatlón. Progreso que se ha visto frenado a nivel nacional.

La verdad es que por diferentes motivos no han salido bien los Campeonatos nacionales, ya sea por problemas mecánicos o físicos  la realidad es que no he podido demostrar mi potencial. Sí que en algunas pruebas internacionales he tenido mejores sensaciones como la Copa de África de Larache acabé 8º o la Copa de Europa de Melilla. Pero este es el camino, el de ganar experiencia a base de competiciones internacionales.

¿Qué objetivos te marcas en lo que resta de 2016?

A nivel andaluz, tengo en los próximos meses los campeonatos de Andalucía de acuatlón, triatlón sprint y triatlón cros, donde intentaré mantener el nivel que demostré el año pasado. Pero también fuera de Andalucía, con el Campeonato de España de triatlón olímpico y la Copa de Europa de Melilla.

¿Qué elementos crees que faltan en la ecuación para que podamos verte en el circuito internacional?

Estoy ahí pero faltan pulir varias cosas, como la carrera a pie, que es quizá el sector donde puedo mejorar algo más ya que en el fondo también es el sector donde se deciden las carreras. Pero es importante no olvidar los demás sectores, que debo seguir trabajándolos bien.

En Almería competiste ya con el TriTrain4You. ¿Por qué este proyecto?

Es un proyecto muy ilusionante porque lo hemos creado mi hermano y yo. Se dieron los condicionantes perfectos para abrir nuestro propio club y pudimos hacerlo realidad. En el TriTrain4You trabajamos e intentamos mejorar aunque es cierto que faltan muchos patrocinadores y ayudas. Pero ya disputamos el Campeonato de España de Triatlón por Relevos donde conseguimos buenos resultados (8º en hombres). Pero estamos muy contentos por ello, también por contar con un equipo femenino y escolar.

Además, es una plataforma para ayudar a triatletas que no tienen medios suficientes.

Exacto, la idea del club es ofrecer diversas acciones a todos los triatletas que quieran formar parte del proyecto, desde publicaciones varias en la web hasta entrenamientos específicos y tests de material.

Precisamente, tú has tenido problemas para poder entrenar y cambiaste varias veces de club. ¿Cómo fue?

Aquí en Málaga no había modo de contar con unas buenas instalaciones. Además, tuve problemas con los derechos de formación cuando quien me ha formado en realidad han sido siempre mis padres. Con ellos siempre he podido contar y han sido un apoyo fundamental y continuo. A lo largo de estos años me he encontrado con muchos problemas pero siempre he tenido ahí la familia para apoyarme.

¿Cómo surge tu relación con el triatlón?

Hasta los 15-16 años siempre hice natación, pero llegó un punto que me aburrí de este deporte. Pese a tener buenos resultados, no se me seleccionó nunca para competiciones más destacadas. Además, desde pequeño mi padre hacía bici de montaña y después fue mi hermano quien dio el salto al triatlón aquí en Málaga.

Tu hermano Victoriano, una pieza fundamental.

Siempre ha estado detrás de mi, me ha entrado prácticamente siempre excepto ahora que estoy en manos de Pablo Ramírez. Pero ha sido y es un apoyo esencial, tanto a nivel de entrenamiento gracias a sus conocimientos como de motivación personal.

¿Y cómo te ves dentro de 5 años?

La verdad es que no me lo planteo. Soy consciente que no podré vivir mucho tiempo del triatlón y lo que intentaré es conseguir hasta que llegue ese día los mejores resultados posibles. Y cuando tenga que dar el paso, lo daré, hacia un trabajo estable que me dé de comer. Pero hasta que no llegue ese momento, intentaré disfrutar al máximo del deporte y de lo que estoy pudiendo conseguir.

Fuente: triatletasenred.com