Tres grados de libertad

Martes, 04 Julio 2017

En un espacio tridimensional, en todo movimiento existen seis grados de libertad que se refiere a  la capacidad de moverse hacia delante/atrás, arriba/abajo, izquierda/derecha (traslación en tres ejes perpendiculares), combinados con la rotación sobre tres ejes perpendiculares.

En un acto de paralelismo simulado, en triatlón existen los mismos movimiento pero donde se anula el movimiento hacia detrás. En nuestro deporte, siempre vamos avanzando, siempre hacia delante.

Conjugando tiempo y espacio, aparece el primer grado de libertad representado por el hecho de nadar en las limpias y tranquilas aguas del Embalse de Puerto Moral donde, a partir de las 17,30 horas del próximo sábado, 200 triatletas comenzarán esta aventura. ¿Qué mejor emplazamiento para comenzar este viaje a la felicidad que donde se crea la libertad? Puerto Moral es santo y seña de naturaleza, amistad y paz.

Tras la natación, la BTT se erige protagonista de nuestra aventura a modo de segundo grado de libertad. En él, tendrán que afrontar y enfrentarse a las rampas, senderos pistas y trialeras del sector de ciclismo. Puerto Moral, con su preciosa e inigualable Iglesia de San Pedro y San Pablo (SXIII), Valdezufre e Higuera de la Sierra serán escenarios por donde los triatletas discurrirán. Todo es duro y es bello. Todo es esforzado y es agradecido. Todo es solitario y es silencioso. Nuestra sierra es así.

Como colofón final, como tercer grado de libertad, nuestra aventura proseguirá con la carrera a pie por las encaladas calles y caminos cercanos de Higuera de la Sierra para finalizar en la Plaza de la Constitución de Higuera de la Sierra, orgullosamente presidida por la Iglesia Parroquial de San Sebastián (SXVII), Bien de Interés Cultural. Aquí se encontrará la ansiada meta y finalizará nuestro paseo por la libertad con la mezcla de sabores de que se tiene cuando se terminan los episodios de nuestra vida. Feliz por terminar y por haber superado el reto, otro más, pero triste precisamente por eso mismo… porque el sueño y la aventura ha llegado a su fin.

Y qué mejor lugar para terminar que éste. No se nos ocurre ninguno… Higuera de la Sierra. Bellísima localidad onubense cuyo origen del asentamiento actual se atribuye al afloramiento de agua y a la presencia de TRES ventas en el camino que unía Zufre con Aracena allá por el siglo XIII. Otra vez el tres. Otra señal del número que influye tanto en este, nuestro deporte.

Por todo esto y por mucho más, el II Triatlón Cros Puerto Moral – Higuera de la Sierra es un homenaje a humilde, probado, sincero y orgulloso a los Tres grados de Libertad del Triatlón.

Poco más se puede pedir para ser feliz