Pepe Candón de sobrevivir a una explosión a un paratriatleta pionero

Viernes, 27 Octubre 2017

La historia de Jose Manuel Candón es simplemente increíble. “Pepe”, como le llaman sus amigos, sobrevivió a la explosión de 50 kilos de explosivos en una maniobra militar que le costo la vista y ahora es un referente para muchos deportistas.

Jose Manuel volvió a vivir en el mes de febrero de 2011 cuando durante una maniobra de prácticas militares previas a una expedición al Líbano,  un artefacto en mal estado se llevó por delante la vida de 4 de sus compañeros TEDAX ( Técnico Especialista en Desactivación de Artefactos Explosivos) y provoco la pérdida de un ojo a Pepe dejándolo con un 15% de visión residual en el otro.

Lejos de desmoronarse el Teniente Candón ha luchado desde el primer momento junto a su mujer y a sus hijos por recuperar las riendas de su vida. En este proceso, el deporte, y concretamente la bici de montaña y el triatlón han jugado un importante papel.

Yo siempre había hecho bici de montaña y de hecho era una de mis mayores pasiones y ahora es parte de mi vida. Está claro que necesito ayuda para manejarla pero sigo disfrutando del deporte

Cuando Jose Manuel decide dar el salto al triatlón, prueba la versión de carretera : “Debo confesar que no me acabó de convencer el asfalto, yo venía de la bici de montaña y echaba en falta algo. Sumado a que mi físico no es de triatleta no era lo competitivo que me gustaría así que, junto a Nico Arellano, mi guía y amigo, nos aventuramos en el triatlón cros

En esta nueva aventura Pepe y Nico se toparon con un muro difícil de solventar. No existe la modalidad de tandem en triatlón cross en la ITU y por tanto tampoco en las pruebas de la Federación Española con lo que no tenían opción alguna de llevar su afición a la competición en pruebas bajo el paraguas de estos estamentos y ya no hablemos de solicitar subvenciones.

La vía de escape la encontraron en dos frentes. El primero de ellos fue el apoyo de la Federación Andaluza de Triatlón que, conocedores de la situación y las ganas de Pepe hicieron lo posible para permitir su participación en las pruebas del calendario autonómico con lo que empezaron a ver como sus entrenamientos se podían medir con un dorsal a cuestas.

La segunda vía y que ha llevado a Candón a la historia del deporte es la franquicia XTERRA. Como sabéis este circuito no funciona bajo las normas de federación alguna con lo que Pepe y Nico empezaron a probar fortuna en el circuito internacional no sin dificultades.

Es curioso que no se reconozca nuestra categoría en pruebas ITU de triatlón cros, que se disputan en distancia sprint, y que después de haber demostrado en varias ocasiones que se puede competir sin problemas en distancias más largas como son las pruebas XTERRA” Comenta resignado Jose Manuel.

De este modo y invirtiendo tiempo y mucho dinero la pareja consiguieron participar en el Campeonato de Europa Xterra siendo el primer deportista con discapacidad visual en superar un Campeonato de Europa. El siguiente paso era competir en el Campeonato del Mundo Xterra en Hawaii. No obstante la falta de experiencia y el limitado presupuesto les dejaron sin el merecido premio ya que la bicicleta que presentaron a competir no reunía las condiciones necesarias para completar la prueba.

Este 2017 con más experiencia, una bici diseñada y fabricada para la ocasión y más presupuesto,todo ello a costa de hipotecar sus bienes, Jose Manuel consiguió reunir el dinero para costearse la temporada participando de nuevo en diversas pruebas XTERRA y pruebas de triatlón cross en Andalucía pero, nuevamente el dinero ha frenado a Pepe de cumplir su sueño Mundial.

“Ha sido una pena pero nos resulta imposible asumir los costes del viaje a pesar de estar dispuestos a todo” Candón nos narra la experiencia del Campeonato de Europa 2016 como muestra de la precariedad en la que se ven obligados a viajar : ” Estuvimos dos días de viaje sin ducharnos y alimentándonos a base de bocadillos para ahorrar lo máximo. Obviamente no eran las mejores condiciones para disputar un Campeonato de Europa pero las cosas vinieron así y no vale la pena quejarse. Allí nos plantamos y cumplimos nuestro objetivo

El sueño de Hawaii se desvanece en 2017 pero sin duda el Teniente Candón y el Sargento Arellano volverán a la carga en 2018 como nos confiesa nuestro admirado paratriatleta ” Queremos demostrar que se puede luchar contra las adversidades y ganarnos el derecho a estar en la línea de salida, a partir de ahí, ya hablamos de deporte y daremos lo que esté en nuestras manos para completar el sueño“.

Fuente: triatletasenred.com