Conociendo a nuestros Técnicos: Emilio Fernández

Lunes, 14 Diciembre 2020

Hoy os presentamos la entrevista realizada a otro de nuestros grandes técnicos, Emilio Fernández. La entrevista ha sido la siguiente:

¿Cómo fueron tus comienzos en triatlón?

Fue en el año 1989. En un momento dado y tras ver los resúmenes del Ironman de Hawái en el telediario, empecé a pensar que quería probarlo. Practicaba waterpolo en Canarias y posteriormente, en Granada, en el INEF. Comencé a entrenar triatlón en 1989 y participé en el triatlón de la Cala del Moral en 1990. Ese año creé con mi hermano Juan Fdez. nuestro equipo de triatlón que sigue activo (triatlón Rincón Vª Tuk-Tuk).

En 1994 hice el curso de la segunda promoción de entrenadores superiores de triatlón en Madrid. Participé en el segundo triatlón (distancia Ironman) Hombres de Hierro (1994) en Málaga. Poca gente sabe que los tres primeros triatlones de España en distancia Ironman se hicieron en Málaga (1993,1994 y 1996). A partir de entonces, me dediqué con pasión al triatlón y a la docencia en la Universidad de Málaga.

¿Cuál es el mejor recuerdo que tienes en relación a este deporte?

Tengo infinitos recuerdos, pero me propuse desde joven obtener los mejores resultados posibles. Mi meta era superar los resultados de los médicos deportivos a los que veía como intrusos en nuestra profesión de entrenadores. A nivel deportivo mis mejores recuerdos fueron: que mi hermano fuese el primer andaluz en asistir convocado, en elite, a unos campeonatos del Mundo de Larga Distancia, en Niza 1995; que mi mujer, Nini, fuese la primera andaluza en ser convocada oficialmente a unos campeonatos del mundo elite de duatlón en 1998; los campeonatos de España absolutos por equipos ganados  (2008,2013,2014…) o en Andalucía; los campeonatos o subcampeonatos del mundo, Europa y de España conseguidos en tricros y duatlón cros por Ruzafa o Nereo del Nero. Los podios nacionales conseguidos por juniors, cadetes y… por supuesto los viajes a muchas competiciones.

¿Cuáles son tus principales virtudes como técnico?

Comunicarme con los jóvenes. Llevo toda mi vida en contacto con ellos. Mi día a día es ayudarlos a formarse como personas a través del deporte tanto en nuestra escuela de triatlón como en la universidad. Busco la forma en la que la trasmisión de valores y conocimientos sea efectiva y modele una forma de ser de mis deportistas. Tuve una formación maravillosa en mis años de INEF. Colaboré de primera mano con profesores como Raúl Arellano y mis becas me permitieron formarme en el entonces nuevo CAR de Sierra Nevada, así como en la desaparecida UNISPORT. En ambos tuve la suerte de escuchar, de primera mano, a los mejores técnicos del mundo. Eso me marco mucho. Luego, mi trabajo como docente e investigador en triatlón, en la UMA, me ayuda a que pueda estar a la última en los diferentes aspectos que conforman nuestro deporte. Pero es dificilísimo o imposible abarcarlo todo. La formación no acaba nunca.

¿Cuál sería tu mejor consejo para animar a alguien a practicar triatlón?

El triatlón es un tres en uno. Lo tiene todo. Las posibilidades de divertirse y entretenerse son muchas si metemos, además, las variantes en bici de montaña. Es el deporte de fondo más completo que hay. Mi mayor consejo es tener paciencia y realizar una progresión lenta pero segura.

¿Qué aspectos consideras más importantes para tener una planificación deportiva adecuada?

¡Dime como entrenas y te diré a donde llegas! La posibilidad de rendimiento de un deportista sólo es posible mediante la aplicación de cargas de trabajo enmarcadas en modelos de planificación. La planificación adecuada es la que se aplica a largo plazo como si el deportista fuese a tener una larga vida deportiva. Sin saltarse etapas.

En principio, cuando somos jóvenes todos soñamos con ser los mejores y llegar lo más alto. Ericsson (2006) demostró que eran necesarias más de 10.000 horas de práctica acumulada (más de 1000 por año) para llegar a ser un fondista de clase mundial. Lo único que hay que hacer es seguir lo que dicen los que más saben y lo han comprobado científicamente con estudios longitudinales. Según Verkhoshansky (2007) un volumen alto y prolongado (anual/interanual) es un elemento esencial en el entrenamiento de resistencia, porque produce un aumento gradual en el volumen de la cavidad cardíaca y, sobre todo, asegura la formación de reacciones vasculares periféricas con una óptima distribución hemodinámica. Estas reacciones vasculares periféricas deben preceder al entrenamiento de resistencia de alta intensidad (HIT o VO2máx). Sin embargo, parece que esto no se está llevando a cabo en nuestros jóvenes. En definitiva, los máximos exponentes mundiales en investigación (Guro, Tønnessen, Sandbakk, Seiler, Svendsen…) dejan claro cómo hay que planificar y entrenar para llegar arriba del todo

La realidad es que los mejores atletas de resistencia (podios olímpicos y mundiales) realizan entre el 80-90 % de su entreno anual en intensidades por debajo de su umbral de lactato y, escasamente, realizan entrenos de alta intensidad. Los modelos más efectivos son los polarizados. Si esto se respeta con el paso de los años, aunque no tengamos todo el potencial genético deseable, la buena planificación puede definir el “proceso por el cual se realiza, adapta o expresa todo el potencial genético”. Para los mayores que han empezado con más de 40 años este modelo podría ser diferente.

¿Cómo ha sido la evolución del triatlón andaluz en los últimos años?

El triatlón ha evolucionado en múltiples sentidos. Somos una gran familia. La FATRI ha dado grandes pasos. Tenemos una enorme cantidad de pruebas, clubes y deportistas. Han evolucionado reglamentos, modalidades, categorías, participación y materiales y tecnología increibles. Creo que el salto más espectacular o cualitativo lo hemos dado con el asentamiento de las escuelas deportivas. Son sin duda el futuro.

A nivel de clubes se sigue dependiendo mucho de las posibilidades (medios y recursos) de cada municipio, es decir, si tenemos piscina, pista de atletismo, ayudas económicas....

A nivel de género se ha dado un salto espectacular en el número de mujeres que compiten, pero hay que potenciar la inclusión de las niñas en las escuelas y estimular su partición y seguimiento. 

Sin embargo, a nivel del máximo rendimiento deportivo los andaluces no acabamos de cuajar. Los Emilio Martín y Ruzafa no tienen actualmente sustitutos y no se ha valorado lo suficiente lo que han hecho y hacen. Como federación o técnicos es necesario reevaluar como hacemos las cosas y por qué no llegamos claramente a un Top europeo o mundial, pero si ganamos, por ejemplo, muchos campeonatos de España en categoría cadete individual o por equipos.

¿Qué es lo que más echas de menos en las competiciones deportivas?

Sin duda se ha dado un gran salto en muchos niveles. Si tengo que poner alguna pega creo que sería que sigue habiendo cierta brecha entre organizadores y federación. La documentación para presentar es tremenda. Los clubes organizadores trabajan mucho, con muchas dificultades y sin medios en sus municipios y la federación debe simplificar las cosas desde lo económico a lo administrativo. Por otro lado, creo sinceramente que hay que dar un salto y hacer un esfuerzo con el tema de los cadetes. Apenas hay pruebas para ellos y cuando las hay lo son en una distancia que no es oficial y no les corresponde. Son el futuro.

¿Cuáles son tus objetivos deportivos para los próximos años?

Llevo 31 años en el triatlón. Me he federado todos y cada unos de ellos como deportista y técnico. Tengo jóvenes que pueden llegar lejos, pero depende de ellos seguir o no seguir entrenando. He conseguido muchas de las cosas que me propuse en este deporte. Mi situación laboral actual dificulta mucho que pueda implicarme como hace unos años en el mundo del entrenamiento. A pesar de ello, sigo con ilusión. En breve se iniciará un Grado en Ciencias de la Actividad Física en Málaga y vamos a incluir al triatlón como asignatura de la que espero ser el profesor. Además, mi actual cargo como vicerrector de deporte facilita el hecho de que en 2021 en la Universidad de Málaga se creará un nuevo club de triatlón andaluz tanto desde el punto de vista social como del rendimiento deportivo, del fomento del deporte femenino y universitario.

Quiero despedirme dando las gracias a todos aquellos grandes deportistas que pusieron su confianza en mí y con los que viví momentos inolvidables a lo largo de estos 30 años como Juan Fdez, Nini, Ruzafa, Nereo, Cardona, los Iglesias, los Quintana, Terol, Diego López, los Peláez y tantos otros.